Pasar al contenido principal
Fotografía: Zerreitug Metro Universidad de Chile - Trazado calles de Santiago

12 FEBRERO DE 1541, RECORDAMOS A LOS JUDIOS QUE PARTICIPARON EN LA FUNDACIÓN DE SANTIAGO.

Un día miércoles 12 de febrero de 1541, Pedro de Valdivia fundaría oficialmente la ciudad de Santiago de Nueva Extremadura, a 479 años de este hecho, queremos recordar a los judíos que participaron de la fundación de Santiago de Chile. 

De acuerdo al investigador y profesor del Centro de Estudios Judaicos de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, el académico Günter Böhm en su libro "Los judíos en Chile durante la colonia

“...La segunda expedición a Chile, al mando de un oficial de Francisco Pizarro, don Pedro de Valdivia, salió de Cuzco en enero de 1540 con sólo siete hombres, complementando los ciento cincuenta enrolados durante la marcha. Entre 106 acompañantes encontramos también algunos conversos. Así tenemos a: 

Alfonso Caro, soldado que vino a Chile en el grupo de Francisco de Aguirre y que. se juntó con Valdivia en Atacama en 1540; figura en La Serena en 1545 y fue muerto por los indios en los alrededores de Santiago, a principios de 1549; 

Alonso del Campo, soldado de la expedición conquistadora, en el reparto de las tierras vecinas a Santiago, y a quien le correspondió una chacra en la Cañada; 

Alonso  de Córdoba, hijo de Alonso de Córdoba y de Sancha Gómez, vecinos de Valdepeñas, donde nació por 1508. Pasó al Perú en 1534, llegando cuando los naturales sublevados sitiaban la ciudad de los Reyes;.de allí partió con el mariscal Alvarado a socorrer a Cuzco, que se encontraba en igual aprieto. A las órdenes  del capitán Rodrigo Orgoñez sirvió en diversas campañas contra el Inca: se incorporó a la expedición de Alonso de Mercadillo y desbaratado este capitán, partió con quince o veinte soldados en seguimiento de Valdivia, a quien alcanzó, en el valle de Copiapó. Fue uno de los primeros vecinos de Santiago; firmó el acta de proclamación de Valdivia como gobernador. Se  contó, además, entre los sesenta jinetes que con Valdivia llegaron hasta los márgenes del Bio Bio, en 1546. Enriquecido en el comercio, consiguió que el Rey le hiciera merced, en 1552…”, de esta forma,  “...Córdoba llegó a ser un gran terrateniente y además de dedicarse a la crianza de ganados, estableció  una fábrica de paño, llamada el Obraje de Rancagua. Su vida de militar fue opaca, pero como mercader, agricultor e industrial y por su crecida descendencia y parentela, se cuenta entre los más importantes y esforzados colonizadores del país. Falleció alrededor de 1589. 

Juan de Almonacid, nacido en Madrid por 1519,  uno de los siete hombres de armas que partieran en compañía de Valdivia desde Cuzco, se quedó en Arequipa al cuidado de un soldado herido y alcanzó de nuevo a los expedicionarios en Copiapó. Fue vecino fundador y encomendero de Villarrica, donde ocupó el cargo de regidor y tesorero real más de veinte años. Murió ahogado por 1592...” 

Otro destacado fue “...Juan de Funes, deudor de Almagro en 1538 y probablemente compañero suyo en la expedición a Chile de 1535; vino a la conquista de este país con Valdivia en 1540 y fue uno de los firmantes del acta de su proclamación como Gobernador. Pereció a manos de los indios en Concón, en 1541. 

Diego García de Cáceres, de familia hidalga, hijo de Francisco García, vecino de Cáceres, nació en 1517 y pasó a Venezuela en la armada de los alemanes en 1534. De Venezuela siguió viaje al Perú, donde combatió contra las huestes del Inca. García de Cáceres mereció la confianza de  Valdivia, quien le envió al Perú en busca de socorro en 1546. Fue uno de los primeros vecinos encomenderos de Santiago y conservó su repartimiento. Regidor perpetuo del Cabildo durante 1550-1553; alguacil mayor en 1553; alférez real en 1556, alcalde ordinario en 1562 y procurador de la ciudad en 1568; reaparece en 1583, recibiéndose interinamente del gobierno corno apoderado del Gobernador don Alonso de Sotomayor. Murió el 17 de enero de 1567. Su origen  judío se sabe desde la publicación del libro genealógico “La Ovandina” publicado en Lima en 1619, obra que la Inquisición mandó recoger “por el grandísimo escándalo que ha causado en toda la ciudad, por saber y conocer a las más personas contenidas en él que están tenidas y opinadas por confesas y no limpias en este reino...”. La importancia de García de Cáceres se prolongaría a lo largo de la historia de nuestro país dado que “... Son descendientes de este conquistador los grandes ciudadanos chilenos don Diego Portales y don José Miguel Carrera..."

Por último, también se indica a "...Diego Oro, de Mayorga en Castilla la Vieja. Vino a la conquista de Chile en 1540, siendo uno de los capitanes de mayor confianza del gobernador Valdivia, quien le llevó consigo al Perú en 1547. Fue el primer corregidor de Concepción y regidor perpetuo de su Cabildo hasta que murió  en el desastre de Tucapel el 25 de diciembre de 1553...” 

 

Si quiere investigar más, puede revisar en Archivo Histórico del Judaísmo Chileno, Subfondo ADGB - Günter Böhm Grümpeter, material que donó el académico a nuestro archivo.

 

Texto: Fundación para la Preservación de la Memoria del Judaísmo Chileno

Fuente:: Bohm, Gunter - Los judíos en Chile durante la colonia. Santiago :Academia Chilena de la Historia,1948 (en http://www.memoriachilena.gob.cl/602/w3-article-9944.html)

Fotografía: Zerreitug Metro Universidad de Chile - Trazado calles de Santiago (En instagram

zerreitug6 )